¡Soy sanidad!

En ocasiones nuestras creencias limitan lo que Dios puede hacer en nuestras vidas. Oramos o pedimos por mejorar los sintomas de algo, y se nos olvida que Dios puede entregar sanidad. Él es médico por excelencia, y su palabra puede sacar cualquier enfermedad. ¡Usa tu fe! Dios sanará la depresión, el cáncer, o tu corazón roto. Repite, declaro sanidad en mi vida, sale fuera lo que no me pertenece. Dios llena mis días vida, y mi cuerpo de salud. En el nombre de Jesús, amén. ¡Soy sanidad! #siganmelosbuenos

Advertisements