#Suelta

Una mujer de nombre Airotcivut vuela una cometa. Ella observa que al soltar el hilo la cometa se ve lejos y pequeña. Decide halar el hilo y nuevamente se veia grande y cerca. En este simple ejercicio descubrió una gran verdad. Como manejas una cometa, tienes que manejar las situaciones y el dolor en tu vida. Entre más te aferres a un problema y lo hales a ti el dolor lo vivirás cerca y verás la situacion más grande que tú. Ya ese tiempo pasó. Confia en Dios. Es tiempo que sueltes ese delgado hilo que te mantenia cerca de lo que te heria, y dejes ir. Hazlo, suelta, y mira como se desvanece y empequeñese cada vez más lejos de ti. Ahora eres libre, ¡suelta!

29066483_10155921008720280_2845293302478012416_n

Advertisements