¡Es a ti!

Una niña de nombre Itase abre los ojos, camina, se cae, y al mirar ve sangre y siente herida su rodilla. Comienza a llorar y su papá corre a levantarla y curarla. La sana y abraza. Entonces, siente el amor, deja de llorar, y ya todo esta bien. Itase es adulta, abre los ojos, camina, se cae, y esta vez su corazón y mente están rotos. Ella llora, y su papá corre a levantarla y curarla. Nuevamente la abraza y sana. La edad cambió, pero Dios siempre es fiel y estará contigo todos los días de tu vida. Tus heridas hoy sanarán, vivirás paz y te levantarás ahora. Cuando Dios abraza es a ti. #SiganmelosBuenos

de47a5be448c2b9c3d2dc9bd48936995.jpg

Advertisements