¡Toma la piedra!

¡Toma la piedra! Hay situaciones que se presentan frente a nosotros y nos desconcertan. Permitiamos que el miedo creciera tanto que nos veíamos pequeños. Ya no más, hasta aquí. Ármate de fe y sal al campo de batalla, ya Dios te dio la victoria. Tus enemigos serán derrotados. “No temas, porque yo estoy contigo; no te desalientes, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré, ciertamente te ayudaré, sí, te sostendré con la diestra de mi justicia” (Isaías 41:10). No es el tamaño de la situación, es la presencia de con quien estás. Ahora camina, párate frente al gigante y toma la piedra. #SiganmelosBuenos27459106_10155832184660280_8680146266245456676_n.jpg

Advertisements