¡Descansa!

¡Descansa! Justo ahora, antes de dormir una mujer llamada Arukah pensaba en situaciones que agobiaban su vida. Tenía en su mente la enfermedad, la relación rota, la situación económica entre otras cosas. Mientras seguía ahí, buscó el celular y leyó las palabras, todo estará bien. En ese justo momento respiró y puso todo en las manos de Dios. Ese era el mensaje que necesitaba. Entendió que Dios habla de diferentes maneras, y justo ahora le había hablado. Leyó en su mente, Arukah, si Dios lo hizo una vez en tu vida lo volverá a hacer, y verás el futuro que sueñas cumplido. Todo estará bien, ¡descansa!  #SiganmelosBuenosB3pW9bjIMAEpzWS

Advertisements